NUEVO  Información importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.  AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

getGeoIPCountryCode = SiteAppCode = UY Test : 'UY/'

Vichy se compromete a preservar la confidencialidad de los datos personales que dejes en los formularios. Los datos de carácter personal que se recolecten por medio de un formulario son objeto del tratamiento informático destinado exclusivamente a Vichy, afín de registrar tu inscripción y de la gestión con aviso del consumidor. En el marco de este tratamiento, acepto que mis datos sean transferidos a las filiales fuera UE, varias de entre ellas no disponen de un nivel de protección adecuada al sentido de la ley informática y libertades.

Tenés el derecho de acceder, oponerte a rectificar y de suprimir los datos que te pertenezcan. Podrás ejercer este derecho en todo momento, a través del correo electrónico [[email protected]],

Podrás consultar en todo momento Tu Política de Protección de Datos Personales y Menciones Legales.

OK

OKCancelar

Gracias

Cerrar

¿Cómo afecta el estrés a la calidad de tu piel?

¿Cómo afecta el estrés a la calidad de tu piel?
  • favoris

¿Tu piel tiene una tendencia molesta a irritarse apenas la vida se pone un poco abrumadora? Con el estrés citado como un factor influyente en el 50% de los casos de acné adulto, aquí es cómo tus preocupaciones cotidianas están afectando tu tez. ¡No te pierdas esta nota!

Factores exógenos

Cada día, nuestros cuerpos se enfrentan a innumerables factores exógenos -o externos- que contribuyen a la mala calidad de la piel, como la contaminación, los estímulos de luz y el estrés relacionado con el trabajo. Todo esto contribuye a mantener un zumbido constante en nuestros cerebros que puede ser difícil de calmar y apagar. Para muchas mujeres, la ansiedad y el estrés pueden conducir a patrones de sueño interrumpidos o cortos que, además de tener numerosas consecuencias negativas para nuestra salud, han demostrado afectar la secreción hormonal y, por lo tanto, la calidad de la piel.

Ya sea en nuestro viaje diario al trabajo o al de salir de vacaciones, nuestra piel se pone bajo estrés. El contacto con la contaminación y las bacterias cotidianas (desde la apertura de una puerta, sentada en un banco, incluso con la lapicera de otra persona) se pueden transferir a la piel y causar que los poros se bloqueen, dando como resultado imperfecciones.

Factores neurogénicos

Mientras que los elementos externos pueden afectar nuestra piel, a veces el propio sistema nervioso de nuestro cuerpo es responsable de los problemas también. El estrés se ha relacionado con la secreción de neuropéptidos, como la sustancia P, que estimula el exceso de producción de sebo. Esto conduce a la piel grasa que, a su vez, fomenta el desarrollo del acné.

El cuerpo reacciona al estrés mediante la producción de la hormona esteroide cortisol. Mientras que el cortisol es esencial en momentos de estrés - aumenta el azúcar en la sangre, suprime el sistema inmunológico y ayuda con el metabolismo - un efecto secundario es su naturaleza inflamatoria. Esto puede causar que las paredes de los poros de nuestra piel se inflamen y se descompongan, provocando enrojecimiento y, ocasionalmente, brotes.

Por eso, es importante que cuides la forma en la que te expones a los factores exógenos como la manera en la que te sientes frente al estrés. Intenta ser muy cuidadosa con tu rutina de limpieza y mantente relajada.

Nuestro producto icónico

  • STICK DESECANTE ANTI-IMPERFECCIONES
  • BB CLEAR
  • Lo más leído

    go to top
    loading : 0,968 sec